“Creemos en productos y soluciones sostenibles”.

EL PROCESO DE EXTRACCIÓN Y REFINACIÓN

La Copernicia prunifera, palmera de la cual se extrae la cera de carnaúba, crece a lo largo de ríos, valles y lagunas en el noreste de Brasil, Sri Lanka, África y algunos países de América del Sur. Sin embargo, solo en Brasil la palmera es capaz de producir cera.

Las hojas de la Copernicia, que contienen cera de carnaúba, se cortan durante la cosecha, en el período de agosto a diciembre, a través de un proceso que es inocuo para el medio ambiente y no pone en riesgo la integridad de las palmeras. Solo se cortan las hojas viejas y crece el follaje nuevo para la siguiente cosecha.

Se obtiene un polvo fino de las hojas. La calidad y el color de la cera están determinados por la edad de las hojas. La cera de carnaúba se extrae del polvo, se refina y llega a la etapa final, lista para su comercialización.

Todo el proceso, desde la selección de la materia prima hasta la entrega hasta el destino final, es inspeccionado cuidadosamente por el equipo de control de calidad de Pontes.